Tus cesantías: la llave a tu nuevo hogar

Tus cesantías: la llave a tu nuevo hogar

Sabemos que anhelas tener tu vivienda propia, por eso en este artículo te hablaremos más sobre las cesantías, un dinero que puede servirte como parte de la cuota inicial de tu nuevo hogar, o incluso, como el monto total. ¡Sigue leyendo y cumple tu sueño ahora!

¿Qué son las cesantías?

Las cesantías son una prestación social a la cual tiene derecho todo trabajador que esté vinculado formalmente a una empresa o aquella persona independiente que voluntariamente desee afiliarse a un fondo de cesantías.

El valor que se debe pagar por esta prestación social en algunas ocasiones equivale a un mes de salario por cada año trabajado, dividido en los doce meses, en otras ocasiones, es proporcional al tiempo trabajado, esto si el periodo es menor a los 12 meses.

Aunque las cesantías se destinan principalmente para el auxilio en caso de quedarse desempleado, también puede ser destinado para pagar la cuota inicial de una vivienda y así acceder a un crédito familiar de vivienda, como lo permite la Ley en Colombia.

¿Cómo retirar tus cesantías para cuota inicial de tu vivienda?

Para poder retirar tus cesantías para adquirir vivienda , deberás presentar una carta original de tu empleador, con nombre completo y número de identificación, la cual debes especificar que harás el retiro para invertir ese dinero en la compra de un inmueble.

La entidad tiene un plazo máximo de cinco días para responder y desembolsar el monto que solicitaste, que es girado directamente al banco con el que tienes el crédito para compra de vivienda. Si transcurre dicho tiempo y no se realiza el pago las cesantías, puedes solicitar la intervención del Ministerio de la Protección Social, para que ordene al empleador o al fondo privado hacer la transacción.

Cabe mencionar que tu empleador tiene el deber de verificar que el dinero retirado por concepto de cesantías sea realmente destinado para tal inversión. Para ello puedes presentarle un paz y salvo del crédito hipotecario en el que se verá reflejada la deuda, o la promesa de compraventa de la vivienda.

Otras formas con las que puedes tener la cuota inicial para tu vivienda

Otra excelente forma de tener el dinero de la cuota inicial para tu nueva vivienda es con ayuda de un ahorro programado, este se logra a través de cualquier entidad bancaria.

Entonces, el ahorro programado es una forma ágil y cómoda para adquirir vivienda y pagar un crédito. Con esta cuenta es posible hacer un plan de ahorro de acuerdo con tu capacidad de pago, para alcanzar el 10% del valor de la vivienda que vayas a comprar y poder postularte al subsidio.  Además, el dinero que se mueve en estas cuentas puede estar libre del impuesto del 4 X 1.000 por retiros o transferencias de fondos, previa inscripción de la cuenta. También recibe la certificación de ahorro que exigen las entidades otorgantes del subsidio.

Iniciar un ahorro programado es muy sencillo, pues estas cuentas pueden abrirse desde 30.000 pesos, tu dinero genera intereses desde 500.000 pesos, se reciben intereses sobre saldo diario y el dinero depositado está asegurado hasta por 20 millones de pesos con Fogafin.

Como lo ves, tus cesantías o son el camino adecuado para alcanzar tu sueño de tener tu vivienda propia, ahora solo necesitas ponerte en marcha para asegurar el futuro de tu familia.

También te puede interesar:  

Consejos para comprar tu vivienda

Renueva tu hogar en 5 pasos y sin gastar más