Nuestra historia

Más de 40 años construyendo bienestar con calidad de vida



Crear una empresa constructora que atendiera de manera ágil, oportuna y eficaz la creciente demanda de vivienda, principalmente la de menores ingresos, fue una idea gestada por un grupo de ingenieros y arquitectos, que tuvo la claridad y el compromiso de suplir esta necesidad, convirtiéndola en una realidad.

Fue así como IC Prefabricados Ltda. nació en Bucaramanga en el año 1976, como una respuesta tecnológica que contribuiría a llenar los vacíos en materia de industrialización de vivienda.

IC Prefabricados Ltda. construyó su primera planta bajo techo para la producción estandarizada en serie de diversos proyectos, a partir de paneles prefabricados de concreto reforzado, capitalizando las ventajas altamente competitivas del sistema, como máximo aprovechamiento y bajo desperdicio de materiales.

Gracias al tesón y a la dedicación de sus gestores, la empresa desarrolló una tecnología propia, cuya calidad y eficiencia a toda prueba son reconocidas por La Comisión del Código Colombiano de Construcciones Sismo Resistentes, mediante Resolución 001 de octubre 18 de 1985.

Durante esta década, IC Prefabricados Ltda. construye en la ciudad de Cali los siguientes proyectos: La Urbanización Chiminangos, Conjunto Residencial Villa del Sol, Conjunto Multifamiliar Cañaverales, Conjunto Residencial Chambery y Conjunto Residencial Torremolinos. Además de los proyectos desarrollados en la Ciudad de Bogotá y Bucaramanga.

Comenzando los años noventa, la empresa se convierte en sociedad anónima y concentra todas sus actividades en el sur occidente colombiano, fijando su residencia definitiva en la ciudad de Cali; es en este lugar donde se fortalece y se consolida como grupo empresarial, buscando continuamente estrategias, apoyadas en su naturaleza asociativa, poniendo en marcha planes de trascendental importancia para proseguir en la ruta de su desarrollo.

A partir del año 2.000 inicia con Ciudadela Terranova, proyecto de interés social modelo en hábitat sostenible, con el acompañamiento a 6.192 familias a través de la Fundación Habitar.
 
En el 2012  acompañamos las políticas de vivienda del Gobierno Nacional, con la construcción de alrededor de 5.000 unidades de vivienda con el mismo concepto de hábitat sostenible y la gestión de la Fundación Habitar en sus tres líneas fundamentales:
 
  • Cultura socioambiental y de convivencia: mediante procesos educativos se contribuye a gestar un hábitat sostenible a partir del respeto y mejoramiento de los entornos natural y social, desde la perspectiva de derechos y deberes ciudadanos.
  • Empoderamiento de jóvenes y de mujeres: se realizan procesos de desarrollo humano con enfoque de género y equidad que contribuyan a la participación de los jóvenes y las mujeres en el ejercicio pleno de sus derechos y potencialidades desde acciones individuales como colectivas que faciliten tener una actuación incidentes en su comunidad. 
  • Educación y emprendimiento: Busca valorizar las actividades emprendedoras desde la comunidad para la creación de capital  social y de ingresos económicos.