Noticias recientes

Historial Noticias

15 Diciembre 2015

Año Nuevo, casa nueva: el mejor regalo para tu familia

 

Estamos a punto de culminar un año más. Tiempo para sentarnos a pensar en todas las cosas que vivimos, los sueños cumplidos, las metas alcanzadas y objetivos conseguidos. Los recuerdos afloran en nuestra mente y el corazón se llena de nostalgia. Los reencuentros familiares propician momentos llenos de alegría y paz. Y, sobre todo, empezamos a preguntarnos sobre lo que viene y nos depara el futuro próximo.

Aparecen nuevos proyectos personales y a nivel familiar  que incluyen los distintos aspectos de la vida. Proyectos que buscan edificar nuestra vida sobre una base sólida y asegurar nuestro futuro y el de nuestra familia. Un propósitos para Año Nuevo podría ser el de cumplir, por fin, ese sueño que tienen tú y tu familia de vivir en su propio hogar. ¿Por qué no puede ser  éste el propósito para el año que viene? Hoy más que nunca hay muchas facilidades para obtener vivienda propia. Además, solo debes pensar en todos los beneficios de disfrutar tu propio hogar.

Un techo propio brinda posibilidades como compartir más tiempo con tu familia. También, imagínate una vida sin tener que preocuparte por gastar dinero arrendando algo que no es tuyo. Piensa que adquiriendo vivienda propia estarás invirtiendo en el patrimonio de tus hijos ¿Qué tal una habitación para ti y otra para tus hijos? O imagina que podrás cambiar el estilo de tu vivienda y remodelar los espacios en el momento que desees. Independencia y estabilidad. Esas palabras definen lo que significa una vivienda propia.

Pensar en oportunidades de crecimiento, trazar nuevas metas y dar giros contundentes a tu vida, con la plena convicción de que serás capaz de enfrentar todos los retos. De eso se deberían tratar tus proyectos para el 2016. Y comprar vivienda propia representa el mejor de todos. Desde este mismo instante puedes empezar trabajar en aras de este objetivo. Comienza investigando los distintos proyectos de vivienda que se ofrecen en tu ciudad y haz una lista de los que más te llamen la atención. Es el primer paso, el que te comprometerá a seguir adelante.

Piensa en las opciones que tienes y las ventajas de cada una. Lo que más se ajuste a tus necesidades y a las de tu familia. Vivir en un apartamento te brinda la posibilidad de compartir más de cerca con otras personas, sus espacios facilitan las actividades domésticas como el mantenimiento o aseo, áreas de juego, canchas múltiples y piscina para toda la familia. Por otro lado, una casa permitiría a tus hijos tener mascotas dados espacios como terrazas o patios, son propicios para que remodelarlas, ampliarlas y hacer los cambios que quieras. En definitiva, cualquier opción de vivienda que tomes representará la mejor oportunidad para constituir de una vez por todas una familia verdadera y estable.

Que obtener vivienda propia se convierta en meta a cumplir para el próximo año. Recuerda que es una inversión, mas no un gasto. Adquieres algo que será tuyo para siempre, asegurando el futuro de los tuyos.