Noticias recientes

Historial Noticias

02 Diciembre 2016

4 consejos para aprovechar tu prima de diciembre

La prima de diciembre se acerca y es mejor estar preparado para recibirla. Algunas prácticas ayudarán a  que tus expectativas se cumplan; otras por el contrario harán que este dinero desaparezca sin darte cuenta y te desilusiones.

Pon atención a las recomendaciones que encontrarás a continuación y haz que tu prima se quede más tiempo del esperado.

  1. Paciencia y prudencia a la hora de cobrar
    Lo más común es recibir tu prima de diciembre e inmediatamente cobrarla. Es cierto que las necesidades a veces son muchas y más por la época. Pero ten en cuenta que por motivos de seguridad, es mejor ser paciente.
    Espera algunos días y luego procede a cobrar. Los delincuentes establecen estrategias para cometer sus fechorías y una de estas es merodear los cajeros en los días cercanos al pago de la prima.
    Una buena práctica es no caer en la tentación. No seas evidente y sé más inteligente que la delincuencia. Todo es procurando que disfrutes el resultado de tu trabajo y evites dolores de cabeza.
  2. Comprometerla antes de que llegue es un riesgo enorme
    Otra práctica común es pensar que la prima te sacará de una deuda y comprometerla. No es un dinero cien por ciento seguro. Incluso, ni si quiera tienes certeza del día exacto en que esta llegaría.
    Muchas cosas pueden suceder como un mal momento económico para tu empresa o en el peor de los casos una quiebra de la misma. ¿Qué pasaría en un escenario así si ya te comprometiste a pagar cualquier cosa?
    Aquí también entra en juego la prudencia. Piensa lo siguiente: la prima es prima solo cuando está en tu cuenta. Antes no existe. Resuelve tus deudas de otra manera, sin comprometer esta bonificación.
  3. Convertir tu prima en dinero de bolsillo es un error
    Sucede cuando cobras y empiezas a gastar algunos billetes para comprar esto y lo otro; algunos para comer algo antes de llegar a casa; unos más para pagarte el pasaje hasta tu vivienda, etc.
    Volver tu prima dinero de bolsillo es exponerte a que se vaya de a poco como agua entre los dedos. Cuando logres cobrarla, asegúrate de guardarla toda y espera hasta que puedas hacer cálculos y demás.
  4. Ahorra algo de tu prima
    Gastar toda tu prima sin  tener la precaución de guardar algo es un error grave. Es más: cuando ya la tengas, sí es hora de comprometerla, establecer una parte para proyectos futuros y ahorrar.

Fuente: web Finanzas Personales