Noticias recientes

Historial Noticias

27 Septiembre 2018

Ahorro programado: una forma segura de acercarte a tu vivienda propia

 

¿Aún ahorrando bajo el colchón? ¡Deja ese viejo hábito! Si lo que buscas es comprar tu vivienda y estás juntando el dinero para la cuota inicial, el ahorro programado es para ti. A continuación, te brindamos información detallada sobre este sistema bancario, para que tu sueño de tener vivienda propia esté cada vez más cerca.

¿Qué es un ahorro programado?

El ahorro programado es un sistema bancario que te descuenta de tu nómina de trabajo, como si fuera un crédito, una cantidad de dinero mensual que se destina a tu cuenta de ahorro programada.

La diferencia entre una cuenta de ahorros tradicional y una de ahorro programado es que la primera no tiene restricciones, es decir, tu puedes consignar en el momento que quieras y el monto que desees y tampoco se establece para qué se hace la apertura de la cuenta, mientras que, en la segunda, el banco te solicita una distinción específica; por lo general esto implica restricciones en los retiros. ¡Pero tranquilo! Lo anterior es muy positivo porque evita que retires tu dinero en cualquier momento y así ese se convierta en ‘plata de bolsillo’.

 

¿Cuáles son algunos de los beneficios de un ahorro programado?

  1. Puede tener un solo titular o un grupo familiar que aporten colectivamente.
  1. El monto de apertura de la cuenta de ahorro programado lo defines tú como ahorrador; generalmente no se exigen saldos mínimos y los documentos que solicitan son muy básicos.
  1. Las cuentas de ahorro programado están libres de cargos administrativos como cuotas de manejo de tarjeta.
  1. Estas cuentas obtienen beneficios tributarios en el impuesto de renta.
  1. Uno de los principales beneficios de tener un ahorro programado es poder postularse a uno de los subsidios de vivienda que otorga el Estado Colombiano cuando se tenga la cuota inicial.

 

¿Cómo hacer tu ahorro programado?

Lo recomendable para hacer tu ahorro programado es destinar un 10% de tus ingresos fijos mensuales a dicho fin, para ello es preferible que realices la apertura de tu cuenta de ahorro programado en el mismo banco de tu cuenta de nómina, así, con tu autorización, podrán descontar el valor que corresponda a tu ahorro. También, si lo prefieres puedes debitar personalmente el monto designado a tu ahorro, pero ten en cuenta que esto puede ser contraproducente, pues correrías el riesgo de sufrir olvidos y terminarías aplazando tu consignación mensual.

Por otra parte, a la hora de pensar en hacer un ahorro programado debes documentarte muy bien sobre la oferta de las diferentes entidades bancarias; escoge la que te ofrezca una mejor tasa, éstas por lo general son del 1% anual, que, aunque es baja, comparada con la de una cuenta de ahorro tradicional sigue siendo elevada.

 

¿Qué hacer si te sobra dinero?

Expertos en el tema recomiendan que cuando se tienen excedentes de dinero al final del mes lo primero es identificar qué es lo que se quiere hacer: ahorrar o invertir. Lo importante es optar por alguna de estas dos opciones porque tener el dinero en tu bolsillo no te generará ningún retorno.

Por otra parte, para lograr organizarte y empezar tu ahorro puedes seguir estas sencillos consejos:

  1. Escribe: ponlo en el papel por aquello de “las palabras se las lleva el viento”
  2. Sé minucioso: Es necesario ser estricto y anotar tus gasto, esto te permitirá tener un mayor control sobre tu dinero.
  3. Deudas: Revisa muy bien todas tus posibilidades antes de tomar una deuda y prioriza en estos pagos para evitar inconvenientes.
  4. Practica: ya lo has planeado, está por escrito… ¡aplícalo!

Como lo ves, alcanzar tu sueño de tener vivienda propia es muy sencillo con una alternativa como el ahorro programado, solo es cuestión de decisión y sobre todo de organización ¡adelante!

 

También te puede interesar:

6 consejos claves para ahorrar mercando

Invertir en vivienda propia: la mejor decisión que puedes tomar