Blog recientes

Historial Blog

10 Febrero 2016

Reducir, reutilizar y reciclar por el bien de nuestro medio ambiente

El Planeta Tierra también es tu hogar. Te proporciona alimento, agua, combustible y muchos más elementos esenciales para el natural desarrollo de tu vida. Al igual que cuidas y mantienes tu vivienda en las mejores condiciones, debes procurar proteger el planeta que habitas.

En este sentido, alrededor del mundo muchos grupos, colectivos y entidades trabajan arduamente con el objetivo de despertar consciencia. Es el caso de la ONG ambientalista Greenpeace, que ha liderado acciones impidiendo el daño a nuestro medio ambiente.

Una de sus campañas consistió en popularizar "La regla de las tres erres" o "3R". Se trata de seguir tres hábitos sencillos para aportar al bienestar de la ecología desde el propio hogar. La 'R' es la letra inicial de las tres palabras que conforman la regla: Reducir, Reutilizar y Reciclar.

La regla de las tres erres es la iniciativa que ayuda a entender cómo nosotros también podemos aportar desde nuestro hogar al cuidado del medio ambiente. A continuación, verás en orden importancia cada hábito y cómo aplicarlos.

Reducir

Se trata de evitar el consumo de productos y de energía.

-Reduce la cantidad de envases: procura que sean de gran capacidad y reutilizables.

-Reduce la cantidad de bolsas: lleva tus propias bolsas al supermercado.

-Reduce los utensilios que funcionan con pilas o usa pilas recargables.

-Reduce pérdidas innecesarias de energía: desconecta aparatos o déjalos en modo stand by.

Reutilizar

Se trata de usar la imaginación y la creatividad para dar una segunda vida útil a ciertos objetos o materiales.

-Reutiliza el papel: usa ambos lados de una hoja para escribir notas, borradores, tomar apuntes o dibujar. También puedes usar papel viejo para envolver.

-Reutiliza los frascos: los envases de cristal resultan útiles para guardar alimentos o como portalápices.

-Reutiliza materiales como el cartón: es un material con múltiples usos decorativos.

Reciclar

Se trata de recolectar, separar y transformar materiales que normalmente tiramos a la basura de manera inconsciente.

-Separa los materiales que componen la basura: usa bolsas para la basura orgánica, para el papel y el cartón, para los envases de vidrio, etc.

-Recolecta ciertos elementos para desecharlos en depósitos especiales: las pilas o los medicamentos caducados tienen dispuestos sus propios contenedores.

-Antes de botar, reúsa: no te llenes de basura cuando puedes utilizar nuevamente algunos materiales.