Blog recientes

Historial Blog

25 Octubre 2017

Por qué obtener una segunda vivienda

Cuando una familia alcanza el sueño de obtener vivienda propia, en medio de la dicha siente que cerró un ciclo. Y con toda razón, pues la vivienda obtenida suponía el objetivo final de todos los esfuerzos realizados.

Aun así, las familias están optando por invertir en un segundo inmueble. Los expertos en el negocio aseguran que son dos los principales motivos que llevan a los ya propietarios a adquirir una nueva vivienda.

Segunda vivienda para el descanso

En principio, una segunda propiedad puede obtenerse con fines económicos ya sea para venderla cuando se revalorice o bien para ponerla en alquiler. Por otro lado, muchas segundas viviendas se adquieren para convertirlas en casa de vacaciones o para el descanso.

Una prueba del interés creciente por tener una morada para el relajamiento en familia se evidencia en los distintos proyectos que se están adelantando en municipios y ciudades intermedias, lejos del ritmo acelerado de las zonas metropolitanas.

Por lo general, la construcción de estos inmuebles se realiza en lugares casi campestres, con climas agradables, rebosantes de tranquilidad y que se rodean de turismo. Claramente son proyectos enfocados a personas con intenciones de tener segunda vivienda para vacaciones.

Segunda vivienda para obtener ingresos

El aumento de este tipo de proyectos se explica no solo por la inclinación de muchos hacia los inmuebles de descanso; otro gran segmento de personas buscan una propiedad adicional para sacarle ganancias.

En este último caso, la vivienda es adquirida y adecuada para ponerla en alquiler o se administra por un tiempo para luego ponerla a la venta recuperando la inversión y obteniendo ingresos extra aprovechando la revalorización.

Los proyectos aquí se concentran en sitios de ubicación clave y con tendencia evidente a incrementar su valoración económica, lo que garantiza en el corto o mediano plazo el aumento de la inversión si se cierra la venta de la propiedad.

Conclusiones

Entonces, ¿vale la pena una segunda vivienda? El descanso, la diversión y el relajamiento son claves para la salud mental y física de las familias. Por eso la respuesta a la pregunta es positiva si la segunda vivienda se destina para el descanso.

Analizando el tema de la vivienda adquirida con fines lucrativos, el panorama no cambia. Por supuesto que vale la pena hacer una inversión cuyos frutos conformarán un importante patrimonio pensando en el futuro de la familia.