Blog recientes

Historial Blog

28 Julio 2015

Los ecomuros ayudan al sostenimiento del medio ambiente

En un mundo que necesita soluciones eficaces y amigables con el medio ambiente, la creatividad, el emprendimiento y la consciencia de los jóvenes juegan un papel importante.
 
Con el objetivo de aprovechar al máximo los beneficios del agua de las lluvias, estudiantes de la Universidad Nacional, sede Palmira, construyeron un ecomuro con 108 botellas plásticas que permite almacenar y dar uso eficiente a más de 300 litros de agua. Las dimensiones del mismo alcanzan los 2,25 metros de alto por 1,04 de ancho. 
 
La idea surgió y se materializó gracias a ocho estudiantes en el Seminario Proyecto de Ingeniería I, de la carrera de Ingeniería Ambiental. La construcción consta de materiales muy económicos y al alcance de cualquier persona. El costo total del muro no sobrepasa los 25 mil pesos; costo muy bajo comparado con los beneficios que ofrece.
 
Luz Estella Cadavid, profesora encargada de dictar dicho seminario, advierte lo práctico que resulta implementar ideas como esta: “los ecomuros se pueden construir en cualquier espacio ya sea nuestra casa, un colegio o la universidad. 
 
Cualquier persona lo puede hacer. Sólo necesita materiales como tubos de PVC, botellas plásticas de tres litros no retornables,  silicona,  amarres plásticos,  cinta industrial, pegantes y perfiles metálicos”.
 
La docente explica que este tipo de construcciones datan de mucho tiempo atrás y, de igual modo, se usaban para la recolección de agua en antiguas civilizaciones. En nuestros tiempos, son una opción para enfrentar condiciones extremas en zonas áridas y con bajas precipitaciones, ayudando a agricultores en tareas como el riego de cultivos y la hidratación de ganados.
 
Los ecomuros resultan de especial importancia en países como Colombia que deben lidiar con condiciones climáticas intensas a causa de fenómenos como el de El Niño que se encuentre en pleno desarrollo, por ejemplo. Una construcción así, puede ayudar a amortiguar la sequía, la reducción de lluvias y el aumento de temperatura.
 
La profesora Cadavid indica que las actividades dentro de los centros educativos deben desembocar en trabajos como estos, que salgan de las aulas y generen beneficios para el medio ambiente. En el caso de la Universidad Nacional, por ejemplo, el agua recogida puede utilizarse en actividades de jardinería y limpieza de las áreas comunes.