Blog recientes

Historial Blog

20 Mayo 2016

Ley sobre bolsas plásticas, un respiro para el medio ambiente

Desde el 29 de abril entró en vigencia la Ley 163 sobre bolsas plásticas con el fin de erradicar el uso irresponsable de estos elementos dañinos para el medio ambiente.

En su elaboración, las bolsas plásticas producen altas cantidades de CO2, perjudicando nuestra salud y contaminando del aire; contaminan también porque en su mayoría no son biodegradables; muchas especies animales mueren atrapadas en ellas; incrementan el calentamiento global y esterilizan la tierra.

Los plásticos contienen sustancias químicas potencialmente tóxicas, como el bisfenol, científicamente comprobado como amenaza para la salud humana. Bastantes razones existen para implementar normas que velen por el cuidado del medio ambiente. (Lea también Reducir, reutilizar y reciclar por el bien de nuestro medio ambiente)

Así es como el primer artículo de la Ley expresa que “tiene por objeto el desmonte paulatino en la producción y uso de bolsas plástica de único uso, inútiles y no reutilizables a fin de minimizar los graves perjuicios que el exceso de este tipo de productos está generando en el ambiente”.

Seguidamente, establece como fin “comprometer a toda la cadena de producción, distribución y consumo a buscar alternativas para evitar la proliferación en el ambiente de éstas”.

El Gobierno quiere empezar a promover el uso racional de bolsas plásticas y dar los primeros pasos en lo que se podría convertir en su fin, siguiendo el ejemplo de otros países alrededor del mundo que hoy por hoy han tenido avances muy significativos en el tema.

En Irlanda, por ejemplo, se cobra impuesto a las personas por cada bolsa de plástico que se lleven de un supermercado y en países como Sudáfrica se llega multar el uso irracional de las mismas. Medidas que bajaron significativamente el consumo de bolsas plásticas.

Inicialmente la norma se aplicará a las grandes cadenas de almacenes y supermercados, excluyendo a las tiendas de barrio. El exministro de Medio Ambiente, Gabriel Vallejo, expresó en rueda de prensa que son cuatro los puntos a tener en cuenta:

  1. Se permitirá la circulación de bolsas con dimensiones superiores a 30 x 30 centímetros.
  2. El calibre deberá ser de 0,9 milésimas de pulgada o lo suficientemente fuerte para soportar el peso.
  3. La bolsa deberá tener un mensaje que indique cómo hacer uso racional de esta.
  4. Por último, las cadenas de almacenes y supermercados deberán presentar otras alternativas para transportar sus productos.

Según datos del Ministerio de ambiente, se estima que un colombiano gasta seis bolsas plásticas a la semana, 24 al mes, 288 al año y 22.176 en una de vida de 77 años. La pregunta es, ¿cuánto daño estamos haciendo?