Blog recientes

Historial Blog

18 Abril 2016

En la decoración del hogar necesitas más de tu imaginación que de tu bolsillo

A veces quisiéramos que el aspecto de nuestro hogar cambiara un poco, darle un toque distinto y hacerlo más agradable a la vista. Tal vez nos detiene pensar en el presupuesto; una remodelación, con todo lo que implica, resultaría algo costosa.  Lo que se nos olvida es la gran cantidad de elementos caseros y materiales que, incluso, desechamos desconociendo lo útiles que son para la decoración de los espacio en nuestra vivienda.

Los envases de vidrio o frascos son de esos elementos que, si bien empleamos para guardar objetos y cosas, también tienen la facultad de embellecer espacios en la cocina, en la sala, en el jardín y en otros más.

Puedes pintar el interior de los frascos muy fácilmente: rellenas el envase con pintura acrílica (la suficiente) y los volteas bocabajo. La pintura se escurrirá por las paredes del frasco y listo. Puedes pintar con marcadores figuras en la parte exterior y adornar los cuellos con cuerdas o cintas decorativas.  Te servirán como floreros para tu sala o macetas para el jardín.

También se pueden decorar con papel pintado o telas estampadas. Solo bañas en pegamento blanco las tiras de papel o tela y las pegas una al lado de la otra. Los podrás usar para guardar elementos escolares.

Puedes crear formas especiales. Recorta en papel o cinta adhesiva lo que más   te guste (un corazón, una estrella, etc.) y lo pegas en el centro del frasco. Luego pintas con un espray todo el exterior. Quita el adhesivo y verás cómo queda la forma que elegiste. Pon dentro una vela y el resultado será genial.

Una forma poco común, y por lo tanto muy original, es usar globos. Tendrás que cortar un globo a la mitad. Tomas el pedazo que queda con dos los orificios y cubres la parte inferior del frasco. No debes hacer nada más. Repite el ejercicio con otros recipientes y con globos de distintos colores.

Por último, usa las hojas secas de los árboles. Tendrás que untar las hojas con pegamento y adherirlas al frasco. Consigue una vela y obtendrás una lámpara para iluminar tenuemente el espacio que desees.

Recuerda que si tienes altas dosis de imaginación para la decoración, no importará el bajo presupuesto.

Imagen: inspirahogar.com