Blog recientes

Historial Blog

31 Agosto 2016

El ahorro formal es una buena oportunidad para cumplir tus sueños

Proponerse metas es una situación muy común entre las personas. Todos hemos querido alcanzar objetivos y cumplir sueños. Fijarlos es el primer paso y no debemos quedarnos únicamente ahí. De nuestro empeño dependerá que las metas trazadas lleguen a cumplirse.

Un método eficiente para lograrlo es cultivar el hábito del ahorro, ya que, en la mayoría de casos, lo que soñamos requiere de inversiones económicas.  Estos objetivos, por lo general, se encaminan a suplir necesidades básicas como lo son la vivienda, la educación y el entretenimiento. Por eso es importante aprender a ahorrar. Es una forma de desarrollar valores como la responsabilidad, muy importante en todos los aspectos de nuestra vida. Acostúmbrate a ahorrar mensualmente una cantidad  determinada.

Unas merecidas vacaciones, el auto que tanto te hace falta, la oportunidad de obtener vivienda propia o carreras universitarias para ti o los tuyos son las metas más codiciadas. Un plan de ahorro permitirá que sea más fácil acceder a todo ello. Inclusive, puede salvarte de imprevistos. Te servirá de apoyo ante cualquier emergencia y evitará el descuadre de tus cuentas. Es una de las pocas cosas que únicamente te traerá beneficios y no debes incurrir en mayores sacrificios.

Ahora que conoces lo importante y favorable de aprender ahorrar, es necesario que conozcas qué formas existen. Una es el ahorro formal. Te permite guardar el dinero en instituciones bajo la vigilancia de entidades del Estado. Lo importante a tener en cuenta es que este método te ofrece garantías al estar supervisado.

La Superfinanciera de Colombia es la entidad encargada de controlar y vigilar bancos, corporaciones, fiduciarias, fondos, entre otras empresas del sector financiero que te ofrecen la posibilidad de un ahorro formal. En una de estas empresas tu dinero está seguro y además gana intereses. También ayuda a crear un historial de ahorro que te facilitará a acceder a otros beneficios como los créditos.

Uno de las mayores ventajas del ahorro formal es la siguiente: en caso de que una entidad financiera llegara a caer en quiebra, tienes un seguro de depósitos que garantiza la devolución del dinero. Puedes gozar de entera tranquilidad sabiendo que tus ahorros están seguros y que tienes cómo reclamar en caso de ser necesario.

Más allá de la forma en que ahorres, lo importante es cultivar el hábito y saber que te ayudará a cumplir con tus metas a corto, mediano y largo plazo.