Blog recientes

Historial Blog

15 Septiembre 2017

5 consejos esenciales para ser un buen vecino

 

¿Sinceramente sabe usted si es o lo consideran un buen vecino? Conozca aquí algunas características para serlo.

De la manera en que interactuemos con los vecinos dependerá si tendremos una buena relación o no a futuro con ellos. Comenzar a tener una mejor relación requiere de tiempo, así como de actitud, confianza y deseo de querer relacionarse con las personas con las que se van a convivir. Cuando compras tu vivienda, obtienes mucho más que un lugar físico, recibes bienestar con calidad de vida representado en amistad, recreación, deporte, seguridad y naturaleza, todo con el fin de que vivas la mejor experiencia posible en tu nueva vivienda y con tus nuevos vecinos.

Para llegar a ser un buen vecino, debes tener en cuenta estos 5 prácticos consejos que harán que seas el vecino ideal que todo mundo desea tener. Después de todo, estás compartiendo un lugar en común con más personas:

  1. Sé un vecino solidario
    Siempre hablará muy bien de ti ayudar a los vecinos, fomentarás la confianza y una gran relación. Por ejemplo, si ellos no están porque salieron de viaje, recibe su correspondencia y entrégaselas cuando regresen, o si alguna vez necesitan ayuda para una mudanza y puedes ayudar, hazlo. Estas pequeñas acciones valen mucho y muestran tu solidaridad.
  2. Evitar ser un vecino bastante ruidoso
    Claro está, es tu vivienda y tú puedes escuchar música cuando quieras, ver películas de acción o de miedo a alto volumen, hacer las fiestas en tu sala con tu nuevo equipo de sonido, pero recuerda que tus vecinos también tienen derecho a descansar, a tener tranquilidad y un ambiente de paz a su alrededor. Cuando quieras perturbar un poco el orden, habla con ellos y avísales lo que tienes planeado realizar. Hablará muy bien de ti.
  3. Cuida los espacios comunes
    Si bien, no es tu responsabilidad  directa limpiar las zonas comunes, sí lo es cuidarlas como si formaran parte de tu propio hogar. Si al sacar la basura ensucias las gradas o el pasillo, debes de recoger y no esperar que lo hagan. Si rompes algo, informa a los vecinos y repara el daño. Ser sincero trae sus ventajas.
  4. Tú mascota es tu responsabilidad
    Hoy día tener una mascota forma parte de la convivencia humana, pero recuerda que estás a cargo de un ser vivo que necesita atención y cuidados. Para evitar quejas por malos olores y ruidos excesivos, limpia sus desechos y edúcala para que haga el menor sonido posible.
  5. Si tienes niños, enséñales a convivir
    Explícales a tus hijos lo que significa vivir en comunidad y la importancia que tiene respetar a los vecinos y las zonas comunes; enséñales dónde se puedo jugar fútbol, o por qué es importante no gritar ni poner la televisión muy alta a determinadas horas. Recálcales que hacer esto, les convertirá en mejores ciudadanos.

Para concluir, es fundamental que exista respeto por la intimidad y tolerancia hacia las costumbres de quienes viven al lado. Tenga en cuenta que ser amable y social también hace parte de cómo ser un buen vecino.