Blog recientes

Historial Blog

16 Septiembre 2015

4 hábitos que ayudarán a controlar sus obligaciones financieras

Asesorarse para comprar vivienda

 
Las deudas contraídas,  sean préstamos, créditos hipotecarios, créditos de libre inversión y demás, deben tener la mayor atención de nuestra parte. Son compromisos que no se pueden descuidar y deben ser atendidos de manera responsable. Las fallas en las que podemos incurrir son producto de nuestro desconocimiento del mundo financiero en la mayoría de casos.
 
Existen ciertas claves para tener en cuenta a la hora cumplir con los compromisos financieros. Son acciones que permiten controlar deudas y evitar que se salgan de nuestras manos. Fijar prioridades, renunciar a los impulsos, asesorarse financieramente y optar por la forma de pago más adecuada, conforman un conjunto de hábitos esenciales para no sucumbir ante el estrés de las deudas.
 

1. Renunciar a los gastos impulsivos 

Esta acción es vital, puesto que ayuda a conservar el dinero destinado a compromisos ya adquiridos y también evita contraer nuevas deudas. Se trata de identificar las prioridades y establecer gastos innecesarios. Acciones como reducir las salidas y dosificar la asistencia a eventos sociales; en caso de ser inevitables, procurar llevar la cantidad justa de dinero.
 
La organización, la responsabilidad y la disciplina son parte fundamental para tener éxito en este aspecto. Tener una rutina ordenada, donde las acciones a realizar estén claras, para no incurrir en gastos adicionales por culpa de situaciones o eventos que pudo prever y no lo hizo. Se debe pensar siempre en las cosas que todos los días exigen inversiones como el transporte  y la alimentación y darles prioridad. 
 
2. Hábitos y formas adecuadas de pago
 
Pagar de una u otra manera resulta en beneficios o perjuicios dependiendo de la situación. De la misma manera, cumplir con los compromisos en los términos acordados o no hacerlo afectará de distinta forma.
 
Las obligaciones financieras fijan montos, plazos y fechas límite. En lo posible se debe cumplir en cada uno de esos aspectos. Una forma de lograrlo es empezar a liquidar las deudas tan pronto se reciba el sueldo. Así, cumplimos con las responsabilidades y estaremos restando posibilidades de malgastar dinero en lo que no se necesita. 
 
Estos hábitos acarrean otro tipo de beneficios. Por ejemplo, evita sanciones por mora, que terminarían por elevar los gastos. Por otro lado, las distintas entidades con las que contrae compromisos suelen otorgar beneficios especiales a quienes sean puntuales en sus pagos, que podrían ir desde descuentos hasta reducción en intereses.
 
Siempre será recomendable implementar un método de ahorro fijo mensual. Es un colchón de apoyo si se llegara a presentar cualquier emergencia. Ayudará a que las cuentas no se descuadren por eventualidades. Los porcentajes de ahorro más adecuados son del 10 y el 20% aplicado sobre su sueldo.
 
En cuanto a métodos de pago, hay que hablar de lo rentable que puede resultar optar por pagar con tarjeta de crédito en ciertas ocasiones. Beneficios como la acumulación de puntos o millas por compras con esta forma de pago. También encontramos la devolución de dos (2) puntos porcentuales del IVA. Pagar electrodomésticos con tarjeta de crédito permite garantías extendidas, o el usarla para cancelar en hoteles ofrece descuentos en la estadía.
 

Hábitos para constrolar los gastos

3. Evitar endeudarse en exceso

Es importante tenerlo en cuenta cuando pedimos préstamos bancarios para lo que sea. Primero, sobre el papel, establezca y organice cuotas que pueda cumplir con facilidad. Compare los mismos criterios con lo ofrecido por la entidad bancaria. Si nota que no coincide con lo que ha presupuestado, mejor decline esa opción.
 
Estará evitando incumplir con el compromiso que estaba por adquirir (con todo las situaciones que tendría que lidiar; sanciones, aumento de intereses, etc.), además no pondrá en riesgo otras obligaciones actuales. Si opta por hacer el préstamo, hay que tener en cuenta que muchas veces es preferible diferirlo a mayor número de cuotas.
 
Recuerde revisar con cuidado sus finanzas, a corto y mediano plazo. Hay que tener en cuenta tasas de interés, fechas límites de pago y las características de los créditos, préstamos u otros servicios dependiendo del banco que los ofrece.
 
4. Asesorarse financieramente 
 
Leer, conocer y aprender sobre finanzas es una excelente estrategia para no asfixiarse con las deudas. Implementando conocimientos básicos en esta área logrará que el dinero le rinda y, además, encontrará soluciones a problemas que se le presenten sin previo aviso. Estará aprendiendo a darle un manejo adecuado a su economía personal y conocerá sus límites en la materia.
 
Incursionando en este mundo se dará cuenta, por ejemplo, que puede invertir en diferentes carteras, entidades, portafolios, TES, CDTS, acciones y demás opciones para incrementar sus ahorros. Conocerá que existen los créditos de libre inversión, que  pueden generarle un buen historial de pago en el sistema financiero con los beneficios que esto trae.