Blog recientes

Historial Blog

25 Octubre 2016

4 fallas que debes evitar cuando inviertes por primera vez

Nuestra cultura financiera nos ha enseñado a buscar resultados rápidos y a  gastar en vez de invertir. La mayoría del dinero que nos llega sale de nuestros bolsillos y nunca más vuelve, de ninguna otra manera.

(Para tu beneficio consulta El ahorro formal es una buena oportunidad para cumplir tus sueños).

Si la mentalidad nos cambiara, podríamos aprovechar mejor los frutos de nuestro  trabajo. Dejaríamos de emplear dinero para conseguir bienes superfluos y empezaríamos a destinarlo para proyectos con rentabilidad a mediano o largo plazo.

Claro que todo debe hacerse con responsabilidad y prudencia. Hay que analizar muchos factores como la rentabilidad, el riesgo, el objetivo de inversión, ganancias, etc., y también tener en cuenta errores a evitar.

Se reconocen cuatro fallas principales al momento de invertir por primera vez:

  1. Creer en resultados inmediatos
    Los buenos frutos llevan buen tiempo para darse. Si algún negocio o proyecto promete ganancias demasiado pronto, es mejor sospechar. Los fraudes suelen aparecer en este tipo de situaciones. Analiza y sé prudente.
  2. La impaciencia
    La calma es muy importante. El perfil de un buen inversionista se caracteriza por la paciencia y el saber esperar. Es que, precisamente, de eso se trata: hacer un aporte y dejar que el tiempo pase.
    Impacientarse solo logrará dos cosas negativas: por un lado, finalizar el negocio antes de tiempo al no ver resultados y perder la oportunidad de inversión o por el otro, invertir de más al notar que la inversión está dando resultados, arriesgándose a perderlo todo.
  3.  No diversificar
    La diversificación en inversiones te permite tener varias opciones de éxito. Se trata de repartir tus aportes en distintos negocios. Así tendrías oportunidad de obtener diversas ganancias.
    Otro beneficio es compensar posibles pérdidas; si un negocio no ofrece resultados, afortunadamente tienes otras posibilidades. Así que no diversificar es un error evidente.
  4. Endeudarse para conseguir los recursos de la inversión
    No tiene sentido que te endeudes para aportar recursos en un negocio donde los riesgos existen. Imagina que tu deuda es grande, inviertes los recursos obtenidos y los frutos nunca aparecen.

Te recomendados leer ¿Cómo ahorrar más de $ 400.000 por mes?